Páginas

jueves, 12 de junio de 2014

Helado de vainilla, conguitos y caramelo


Lo prometido es deuda!!! Ya estoy aquí de nuevo con la receta de esta semana… y qué receta!!!! Perfecta para este mes de Junio caluroso en el que poco a poco nos vamos adentrando en el ansiado verano y con él la playa, la piscina, las noches interminables en la terraza con amigos y risas, los paseos por la noche… y claro, que mejor forma de acompañar todo esto que con un rico helado!!! Mi primer helado casero!!! Estoy muy emocionada porque ha quedado tremendamente rico!! y aunque el proceso de elaboración requiere unas horas, el resultado es magnifico así que os animo a todos a hacerlo porque si de por si comerse un helado es todo un placer, que lo hayas hecho tu ya es el súmmum! 
Además hace poco vino el Sr. cartero con un paquete muy dulce… Lacasitos , empresa aragonesa de prestigio nos deleitó con un surtido de productos de Chocolates Lacasa: lacasitos, conguitos originales de chocolate con leche y chocolate blanco, fideos de colores, de chocolate, bolitas de chocolates, almendra suiza bañada en chocolate… Muchísimas gracias por el regalo, son unas delicias perfectas para nuestros dulces. Así que mejor manera de complementar un helado que incluyendo unos conguitos? Pues esa es mi propuesta de hoy: un refrescante helado de vainilla con conguitos y caramelo, irresistible verdad?



Antes de empezar con la receta en si os voy a dar algunos consejos sobre la elaboración:
- utilizar un monde de acero inoxidable ya que como lo vamos a hacer sin heladera estos conservan mejor el frío durante el proceso de elaboración del helado.
- un envase de cristal con cierre hermético es la mejor manera de conservar el helado una vez hecho. Y lo mejor es consumirlos antes de una semana. Los helados caseros se deterioran con mas facilidad así que no nos conviene demorar su consumo. 

La elaboración sin heladera es más costosa pero no por ello menos rica, tener paciencia y os saldrá un helado de 10, ya veréis! 

Los ingredientes son:

- 4 yemas de huevo
- 300 ml de nata para montar
- 300 ml leche
- 100 gr. azúcar blanco
- 30 gr. de extracto de vainilla líquida
- 50 ml de azúcar invertido
- 100 gr de conguitos (es es un poco al gusto, añadir la cantidad que creáis oportuna)
- caramelo líquido de repostería 


En un bol calentamos la leche junto con el azúcar, sin que llegue a hervir, debe únicamente calentarse para disolverse el azúcar. Dejamos enfriar la mezcla.

En otro bol montamos la nata. Recordad que para un buen montado la nata debe estar muy muy fría, así como el bol, con lo que os recomiendo meter todo en el congelador unos 10 minutos, hasta las varillas de la batidora! Una vez la tenemos hecha la reservamos.

En otro recipiente (a poder ser metálico), mezclamos la leche que ya tendremos fría, las yemas de huevo y la vainilla. Batimos hasta mezclar. 

A continuación añadimos a la nata montada los 50 ml de azúcar invertido para evitar que el azúcar cristalice. Removemos bien con movimientos envolventes para que no se baje la mezcla. Y seguidamente incorporamos la nata a la mezcla anterior, lo hacemos en dos o tres veces, mezclando bien tras cada incorporación.

Tapamos con film el recipiente y lo dejamos en el frigorifico 2 horas. 




Pasadas estas dos horas sacamos y removemos bien. Veremos que la mezcla empieza a cuajar.
Ahora podemos pasar la mezcla a un recipiente con cierre hermético o bien tapar con film el recipiente o bol (si es metálico mejor) y lo metemos en el congelador unas 4 horas. Durante estas 4 horas iremos removiendo la mezcla cada 30 - 45 minutos para evitar que cristalice, porque no nos queremos encontrar trozos de hielo que estropeen la textura de nuestro helado verdad? Pues a remover! ;)

Cuando removamos nuestra mezcla y veamos que ya está cremosa introducimos los conguitos un poco machacados y  caramelo líquido al gusto.

Una vez pasadas esas 4 horas removiendo (es la parte mas pesada, pero merecerá a pena, tener paciencia…) ya podemos dejar el helado en el congelador hasta su consumo. Yo aconsejo que pase toda la noche en el congelador antes de servir, así tendrá la textura óptima. 


Y esto es todo amigos!!! Un helado rico rico para combatir los días de calor, os gusta?? yo no puedo decir lo contrario, es mi primera vez con el maravilloso mundo de los helados y estoy feliz como una perdiz porque me ha gustado mucho el sabor, tanto que ya no queda ni gota en el congelador!! jejeje.  Así que espero que hayáis tomado buena nota del proceso y os animéis con él. 

Espero que lo disfrutéis mucho, un besote!!!
marta