Páginas

jueves, 11 de diciembre de 2014

TUTORIAL: Modelado de Muñeco de gengibre


Ho Ho Ho... La Navidad ya se acerca y tenemos que vestir nuestro blog para la ocasión, ¿no creéis? Pues hoy nos ponemos en modo Navidad y os enseño a hacer un adorable muñeco de gengibre que pondrá el toque divertido e original a los postres que realicéis  esta Navidad. Que, ¿os animais? 

Necesitas los siguientes materiales:

Fondant de colores marrón, rojo, blanco y verde.
Cuchillo
Pegamento comestible
Pincel
Rotulador negro
Palillo
Estecas
Rodillo

1. Primero mezclamos el fondant con un poco de CMC para qué endurezca más rápido una vez lo tengamos terminado.  Hacemos una bola con el fondant marrón y luego la modelamos hasta que consigamos una forma cónica. El siguiente paso será presionar ligeramente con el dedo índice en el centro de nuestra figura para conseguir que se hunda y se asimilé a una barriga. Le dibujamos el agujero del ombligo con un palillo.


2. Para las piernas y pies partimos de una bola que cortamos en dos partes iguales y modelamos formando un cilindro. En uno de los extremos afinamos presionando ligeramente con el dedo índice y pulgar, de este modo marcaremos los pies.


3. Para los brazos partimos de una bolita de fondant que daremos forma de cono alargado tal y como se muestra en la fotografía.


4.  A continuación vamos pegando todas las partes que ya tenemos listas. En primer lugar pegamos al torso las patitas con la postura que más nos guste, y luego los brazos. E introducimos un palillo atravesando el cuerpo para que luego podamos poner la cabeza con facilidad. Luego añadimos los detalles en blanco que se muestran en la fotografía, con una tira de fondant blanco al rededor de "pies" y "manos".  Por último hacemos unas bolitas de fondant verde que pegáremos simulando unos botones.


5. El siguiente paso será hacer la cabeza de nuestro muñeco. Para ello hacemos una bola de fondant marrón y dejamos preparada una tira delgada de fondant blanco y una bolita de fondant rojo. Lo primero será colocar la nariz roja, después hacemos dos mini bolas blancas que colocáremos como ojos, pegaremos y presionaremos ligeramente con la esteca de bolillo para que se aplanen. Con el rotulador negro le dibujaremos las dos pupilas. Para la boca cogeremos un trozo del fondant blanco y haremos un churrito delegado que pegáremos a modo de sonrisa. Lo último será pegar lo que nos queda de tira blanca al rededor de toda la cabeza haciendo más o menos el dibujo que se muestra en la fotografía. 


6. Ahora haremos el bastoncillo de caramelo tan característico de Navidad. Partimos de dos cilindros delgados de color blanco y rojo, los colocamos uno junto al otro, presionamos los extremos y los enrollamos cogiendo un extremo con cada mano y girando las manos en sentido contrario. Luego lo hacemos rodar sobre una superficie plana presionando con la palma de la mano hasta que los dos colores estén perfectamente unidos. Doblamos uno de los extremos para darle forma de bastón y cortamos el sobrante.


7. Ya casi lo tenemos listo, sólo nos queda colocar la cabeza sobre el cuerpo, fijándola con pegamento y el bastoncillo de caramelo entre las dos manos.



Y así de lindo queda nuestro topper para adornar nuestros postres estas Navidades. Espero que lo disfrutéis mucho, un beso gigante!!!!!

Marta.