Páginas

miércoles, 26 de marzo de 2014

Mousse de naranja y plátano


Hola de nuevo a todos!!! está semana os traigo una receta que me ha encantado, se trata de un mousse de plátano y naranja con una base de chocolate que le aporta un sabor excepcional!! Además es un postre frío ideal para los días de calor. Aunque lo sé, la semana calurosa que se diga no está siendo... parece que ha vuelto el frío de nuevo pero espero que se quede por poco tiempo! ya tengo ganas de solecito!!!! Así que la receta que os traigo hoy guardarla bien guardadita para verano que os encantará! Buenos a mi me gusta para verano, invierno, primavera...
La receta podéis adaptarla a las frutas que más os gusten!! Yo en este caso he combinado dos frutas, pero podéis hacerla simplemente de una. Os cuento de que va, empezamos por los ingredientes.


- 100 gr de galletas
- 60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 1/2 cucharada de leche
- 2 cucharadas de cacao
- 150 gr de naranja pelada
- zuno de media naranja
- 1 plátano (aprox. 100 gr.)
- 2 hojas de gelatina neutra
- 100 ml de nata para montar
- 2 claras de huevo
-100 gr de azúcar blanco

En primer lugar machacamos bien las galletas en el mortero. Añadimos la mantequilla y removemos bien hasta que se forme una pasta. Incluimos el caco y la leche y mezclamos bien todo hasta que tengamos una pasta homogénea.

Cogemos los recipientes y ponemos en la base una capa de esta pasta de galletas, presionando bien con los dedos o una cuchara para que así quede lo más compacto posible. Metemos en la nevera y reservamos hasta tener la mouse preparada.

Empezamos ahora con la mousse, para ello ponemos a remojar las hojas de gelatina en agua fría y cortamos la naranja y el plátano a trozos.


Trituramos bien la naranja junto con el plátano, intentando que la mezcla quede lo más fina posible.

En un cazo, ponemos a calentar la nata con la mitad del azúcar. Justo antes de que empiece a hervir añadimos la gelatina bien escurrida y mezclamos. A continuación añadimos el zumo de naranja y la mezcla de las frutas trituradas. Removemos y dejamos templar.

Montamos las claras a punto de nieve. Cuando veamos que ya empieza coger el punto ideal añadimos la mitad del azúcar que nos queda y seguimos batiendo hasta que las claras estén a punto de nieve.


Añadimos las claras poco a poco a la mezcla anterior, removiendo como siempre con cuidado y con movimientos envolventes para intentar que no se nos baje mucho la mezcla.

Y a rellenar los recipientes con la mezcla y vuelta a la nevera! Yo las deje toda la noche en la nevera que es lo ideal, pero tener en cuenta que como mínimo necesitan unas 4 horas.

Espero que os guste el postre tanto cómo a mi!! un besote y hasta la próxima!