Páginas

miércoles, 25 de marzo de 2015

Pastelitos con moldes Silikomart


¿Un bocado? ¿Os apetece? ¡Pues serviros vosotros mismos! Yo tampoco me he podido resistir y me he comido unos cuantos… jiji. Hace unos días  que recibimos estos magníficos moldes de silicona de la marca silikomart que son una maravilla!! Una forma muy chula para poder hacer helados, hornear mini pastelitos como los que he hecho yo hoy o incluso utilizarlos en tus elaboraciones saladas. ¡Una forma original de sorprender con tus creaciones!


Y yo me he decantado por una de mis combinaciones favoritas: chocolate y frambuesa. Esta vez con un toque crujiente de galleta, cardamomo y frambuesa liofilizada. Para mi toda una delicia, espero que para vosotros también. Apuntar bien los ingredientes ¡que empezamos!

Para el bizcocho:
- 3 huevos
- 75 gr de azúcar
- 55 gr de harina
- 1/2 cucharadita de levadura en polvo

Para el relleno y la cobertura
- mermelada de frambuesa
- chocolate negro para fundir
- una cucharadita de aceite de girasol
- tus galletas favoritas
- una pizca de cardamomo
- frambuesas liofilizadas (opcional)




En primer lugar separamos las yemas de las claras y batimos a punto de nieve las claras. Cuando formen picos blandos vamos añadiendo poco a poco el azúcar y seguimos batiendo hasta que estén a punto de nieve.

A continuación incorporamos las yemas previamente batidas con un tenedor, y mezclamos todo bien con ayuda de una espátula realizando movimientos envolventes.

Tamizamos la harina, el cacao y la levadura y la vamos mezclando con los huevos de poco en poco, en dos o tres tandas. Realizando de nuevo movimientos envolventes con la espátula.

Engrasamos un poco nuestros moldes y llenamos las cavidades, ponemos un palito de los de helado y introducimos en el horno previamente calentado a 170 grados arriba y abajo. Situamos los moldes en la parte de abajo del horno, pero no el suelo, sino situando los moldes sobre la rejilla en la última posición que nos permita nuestro horno.

Horneamos unos 10 minutos. Aquí como siempre lo importante es conocer a tu horno, ya que los tiempos varían mucho de uno a otro. Realizar la prueba del palillo para comprobar que están perfectamente horneados. Retirarlos del horno y dejar que se templen en el molde unos 5 minutos, luego desmoldarlos con cuidado y pasarlos a una rejilla para que terminen de enfriar por completo.



Una vez estén listos, con una boquilla de relleno o una jeringuilla pasamos a rellenarlos de mermelada de frambuesa. Podéis utilizar vuestra mermelada favorita o incluso animaros con una crema pastelera, crema de limón… ¡Imaginación al poder!. Para rellenarlos hacerlo por la parte plana del pastelito que es la parte de atrás que no se verá.

Cuando los tengáis ya todos rellenos pasaremos a elaborar la cobertura fundiendo el chocolate en el microondas en intervalos de 15 segundos para evitar que se nos queme y nos llevemos las manos a la cabeza.. Incorporamos una cucharadita de aceite de girasol para que quede más diluido y brillante y bañamos los pastelitos. Dejamos que el chocolate solidifique un poco y espolvoreamos sobre él la mezcla de galleta triturada con cardamomo y fresa liofilizada que le aportará un toque crunch original y apetecible al paladar.

Y ahora ya… Nos sentamos tranquilamente en el sofá con uno o unos cuantos pastelitos y nos los comemos sin piedad, que para eso hemos sudado en la cocina preparándolos, ¿o no es así? jeje.



Espero que os gusten y los disfrutéis. Yo me despido hasta… bueno en realidad no lo se… En menos de dos semanas salgo de cuentas así que estaré más que entretenida con la pequeña Olivia y no creo que disponga de mucho tiempo para hacer recetas, probarlas, fotografiarlas, editarlas, escribir post… en fin, ¡ojalá que sí! Pero eso lo tendré que ir viendo.. Os mando un beso gordo a todos y nos vemos por Facebook e instagram, que noticias mías tendréis seguro ;)

Un beso
Marta

Nota: Recordar que el molde que hemos utilizado lo podéis encontrar aquí