Páginas

viernes, 27 de febrero de 2015

Mugcake de chocolate


Hoy he decidido adentrarme en el mundo del Mugcake, este concepto de bizcocho en taza que esta causando sensación por las redes estos últimos días. Para seros sinceros me ha parecido la receta perfecta para probar esta semana, porque últimamente el tiempo escasea en mi vida… Entre médicos, clases de preparación al parto, cosas que tengo pendientes y que debo acabar sí o sí antes de que nazca Olivia, dejar toda la casa lista, preparar su ropa, la habitación, comprar cosas que va a necesitar ella, y yo….. Y a todo esto sumarle mi nuevo hobbie que se une al de la repostería: coser a máquina! Y tengo la necesidad imperiosa de hacer mil cosas, claro todo antes de que nazca la pequeña! Que si me quiero hacer un par de neceseres, un bolso, funda de móvil, funda de ipad, cojines….. jajajaja En fin! Que estoy muy entretenida exprimiendo el tiempo que me queda antes de que todas mis horas y mi atención se las destine lo mejor que me va a pasar en la vida: Mi hija!



Y todo este rollo iba por la falta de tiempo… jajaja. Y eso ha hecho que haya empezado con la receta esta misma mañana y a la hora de comer ya estaba hecha, catada, con el visto bueno, fotografiada y con las fotos editadas! Vamos el mismo caso que el de la receta de la semana pasada de Cris y su pastel de manzana Bolzano. Se nota que entre Boda y Bebé vamos un poco más justas de tiempo :)

Y sin más dilación os dejo con mi versión de la Mugcake de chocolate, que sin duda me ha sorprendido mucho. No me imaginaba que de una cocción en microondas de menos de dos minutos pudiese salir un bizcochito rico. Y a pesar de que aconsejan comerlo en el momento os puedo asegurar que el mío lo he vuelto a probar pasadas 4 horas y lo sigo encontrando bueno y jugoso! Así que ya lo he puesto en la cabecera de mi libreta de recetas, seguro que en más de una ocasión lo hago. Desde luego que no está a la altura de los bizcochos hechos en el horno, pero para un remedio rápido está bien rico!

Antes de prepararlo os aconsejo que leáis este post de Su de webos fritos que explica de forma fácil los errores al hacer estos mugcakes y sus posibles soluciones.

Ingredientes: 

1 Huevo
1,5 cucharadas de leche
1,5 cucharadas de aceite de girasol, o de oliva suave
2,5 cucharadas de Harina
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de chocolate fondant derretido
1/2 cucharada de levadura en polvo


Primero mezclamos el aceite con el chocolate fundido.
Luego añadimos el huevo y la leche y batimos bien hasta integrar (podemos remover con un tenedor o con una batidor de varillas manual)
Por último mezclamos bien los ingredientes secos: harina, azúcar y levadura y los incorporamos a la mezcla líquida que ya tenemos.
Lo vertemos en la taza y lo metemos en el microondas.

(Se puede hacer todo en la misma taza donde vayamos a cocinar el Mugcake, pero yo he preferido emplear dos cacharros más y así mezclar por un lado los ingredientes líquidos y por otro los secos, para luego mezclar bien y asegurarme de que todo queda perfectamente integrado)

El tiempo de “cocción” que se le va dar va a depender de nuestro microondas. En mi caso lo puse 1 minuto a 700W y pasado este tiempo giré 180º la taza sobre si misma, tal y como aconseja Su de webos fritos para que no salga torcido el Mugcake. Y bajé la potencia del microondas a 560W y lo cociné unos 40 segundos más.

Te tendrás que familiarizar con la potencia de tu microondas porque como los hornos, cada uno es un mundo! Así que paciencia que en que desveles el tiempo y la potencia perfecta tendrás una receta muy socorrida para preparar en un plis plas y saciar a tu yo más goloso.

Os aconsejo que primero lo pongáis un minuto en el micro, y que luego giréis la taza y vayáis de 10 segundos en 10 segundos, así controlaréis mejor cómo va su cocción. No hay que excederse con el tiempo porque una vez lo saquemos del micro, con el calor residual que hay en la taza va a seguir cocinándose.




Espero que no os quedéis sin probar el Mugcake, porque es rapidísimo de hacer y muy simple, no se necesitan medidas súper exactas para hacerlo, ensuciamos pocos cacharros… Y admite muchas variedades! Haz tu propia versión y nos la enseñas. En esta que hoy os he hecho podéis añadirle nata, caramelo, mermelada… Cualquier cosa que le pongas de topping lo hará aún más apetecible!

Disfruta, comparte y comenta la receta de hoy! 

Un beso.
Marta.